A todos nos ha picado un mosquito en algún momento. Sus picaduras nos causan comezón y pequeñas ronchas, pero en algunos casos también transmiten enfermedades de lo más peligrosas.

De hecho, los mosquitos son los animales más mortíferos del planeta, causando más de 725 mil muertes cada año, gracias a virus como el zika y el dengue.

Sin embargo, ¿Te has puesto a pensar cómo es que estos insectos succionan la sangre de sus víctimas? te sorprenderías de lo complejo que es el sistema que los mosquitos usan para tal trabajo, y es que el ‘pico’ de estos insectos está compuesto por seis partes o ‘agujas’ con diferentes funciones, no se trata únicamente de una especie de popote hueco.

Dos de las agujas tienen dientes afilados que funcionan como una sierra y se abren paso a través de la piel. Otras dos agujas separan los tejidos para permitir el flujo de la sangre a través de la ‘aguja principal’, la que sí funciona como un popote y que el mosquito usa para extraer la sangre.

En cuanto a la última aguja, esta se encarga de inyectar saliva en la herida para que sus químicos se encarguen de mantener el flujo sanguíneo.

Esta saliva es la responsable de la picazón que sentimos después de la picadura, y también el hogar de todos los parásitos y virus que causan enfermedades.

Debajo puedes ver un video en el que se demuestra el funcionamiento de las agujas y lo grotesca que una picadura de mosquito puede llegar a ser.