Una candidata electoral fue asesinada a balazos el martes 26 de mayo por la tarde en Moroleón (Guanajuato) cuando participaba en actos de campaña. Alma Barragán era la aspirante a la presidencia del pueblo por el partido Movimiento Ciudadano, un partido que ha sufrido la muerte de su tercer político en menos de dos semanas.

El 14 de mayo, las balas acabaron con la vida de Abel Murrieta en Cajeme (Sonora) en una cita electoral. Y un candidato a síndico por Landa de Matamoros (Querétaro), Arturo Flores Bautista fue hallado muerto el pasado domingo.  En este ultimo caso el presunto homicida fue Emmanuel Trejo, hermano del candidato a la presidencia municipal por el PRI, Jonathan Trejo Ramírez.




Clemente Castañeda Hoeflich, coordinador nacional de la formación, ha condenado el crimen contra la candidata Barragán por medio de las redes sociales y ha mandado el pésame a la familia. También ha solicitado el esclarecimiento de los ocurrido y la condena de los culpables, algo difícil en México, pues las altas cuotas de impunidad hacen difícil hablar de justicia.

El ataque contra la candidata Alma Barragán por parte de varios hombres armados dejó dos personas más heridas. Antes de la tragedia, Barragán había dejado un vídeo en el que comunicaba su paradero e invitaba a los vecinos a acompañarla. Al lugar, llegaron los asesinos con pistolas.

En las próximas votaciones se elegirán alrededor de 20.000 cargos, 15 gobernadores y los miembros de la Cámara de Diputados y de los congresos locales. La violencia alcanza a las cifras de 2018, donde más de 230 candidatos han solicitado protección.




¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/LI3CVPDUDKNVO1