La contingencia mundial por el coronavirus ha logrado que muchas personas se vean en situaciones económicamente complicadas, y varias de ellas han tenido que innovar para sacarle provecho a su negocio y poder subsistir.

Este es el caso del artesano Pedro Martín, dueño del taller de Mazatzin, en Cuetzalán, Puebla, que en medio de todo esta pandemia, se le ocurrió crear cubrebocas con lindos diseños mexicanos.

A través de una entrevista con el portal E-Consulta, confesó que antes de que el virus se hiciera presente en la vida cotidiana de cada uno, él vendía bufandas, cobijas, capas y hasta vestidos de novia artesanales, sin embargo, se quedaron sin trabajo por el confinamiento mundial.

“Empezamos a trabajar el cubrebocas como una propuesta para esta contingencia ya que no tenemos turismo y no tenemos nada de entrada y la verdad, económicamente estamos mal; las despensas no nos llegan por cuestiones políticas”, platicó Martín.

Es importante mencionar que estos cubrebocas no sólo son bonitos, sino que también cumple con todas las medidas sanitarias y de protección que solicitan los médicos que combaten contra el Covid-19 día a día.

Para ayudar a Pedro Martín, sólo tienes que marcar al 233 759 3992, o comunicarte al correo [email protected] para pedir informes sobre estos hermosos cubrebocas.