¿Conocías los Árboles de Nacimiento? Pues aquí podrás encontrar desde los nacimientos tradicionales, hechos de barro, con un estilo rústico y lleno de colores; otros con elementos propios de la cultura mexicana y también los Árboles de Nacimiento, que se encuentran basados en los árboles de vida, y esto es solo algunas de las creaciones de los artesanos de Metepec.

«Aquí hacemos desde nacimientos miniatura, con cinco centímetros de altura, hasta esculturas que llegan a los tres metros, además de los Árboles de Nacimiento, que fueron un clásico original de mi tío Timoteo», informó el artesano mexiquense Miguel Ángel González Mesillas.

La tradición del Árbol de Nacimiento ahora es emblemático de Metepec, y con el paso del tiempo se utilizó el mismo molde para emplearlo con diversas temáticas como urbanas, navideñas, culturales, artísticas y hasta familiares.

En los diseños se puede encontrar la tradicional temática navideña que tienen los nacimientos tradicionales, acompañados también de varios pasajes bíblicos y finaliza con el episodio religioso del hallazgo de Jesús en  un templo con sabios doctores.

«Este taller fue fundado por mi papá hace 49 años, pero la tradición artesanal viene de varias generaciones atrás, desde mis bisabuelos, sólo que ellos hacían otro tipo de artesanías como ollas, jarros, cazuelas, entre otras, fue hasta que mi tío en la década de los 40, comenzó con los árboles de la vida, nacimientos, calaveras, soles, es decir, le dio un giro a la artesanía del lugar».

Se puede decir que es un negocio 100% familiar, ya que al entrar al taller se encuentran su esposa, hijos y tíos, en medio de un ambiente cultural y artístico le dan vida a estos nacimientos tan llenos de tradiciones y de nuestra cultura mexicana.

«Por lo general el pedido cuenta con 15 piezas: La Virgen, San José, el ángel, los tres reyes magos, dos pastores, un toro, una mula, el niño, dos borregos y dos chivos», sin embargo si el cliente quiere hasta 20 piezas, se hará como el cliente lo quiera.

Los visitantes pueden adquirir nacimientos desde mil pesos con una altura de 15 centímetros, o de mil 800 pesos cuando cuentan con 30 centímetros, aunque también se pueden hacer pedidos de piezas de 80 y 90 centímetros.

«Aquí he hecho nacimientos de todos tamaños, hace tres años hice uno para Galerías Guadalajara, cada pieza media tres metros, además de otros con características muy peculiares, pues para la Casa Azul de Frida Kahlo en Coyoacán hice uno con la particularidad de que todos los pastores eran representaciones de obras de Diego Rivera».

Miguel explica el procedimiento que lleva realizar cada pieza: «se muele el barro, se hornea, se deja en polvo, se revuelve con agua y plumilla, que es la flor de tul, para que el barro sea resistente».

Una vez que pasa por ese procedimiento y ya estén secas las piezas, se meten al horno, este trabajo es de baja temperatura, oscina entre los 700 y 800 grados, ya cuando están fuera, están listas para decorar y pintar.

«No hay parte del mundo para donde no hayamos hecho una pieza, Europa, Asia y en muchas partes de Latinoamerica, en todos lados nos hemos expandido gracias a la revalorización que personajes como Diego Rivera y Frida Kahlo dieron a la artesanía mexicana, tanto para el propio país como a nivel internacional. Ahorita puedo decir que hay 60% de compradores mexicanos y 40% extranjeros.

 

 

 

Con información de Rotativo