Esa gente que todavía no cree en el COVID-19, son una bomba de tiempo y pueden llegar a ser asesinos; dejó en claro el regidor independiente Luis Gabriel Osejo Domínguez.

Durante la primera sesión de Cabildo de este año, el regidor hizo un llamado para endurecer la postura de las autoridades municipales como Seguridad Pública y Protección Civil, que tienen en sus manos, hacer cumplir las medidas sanitarias: “en respeto a los derechos humanos y a los individuos, ejerzamos por el bien de la comunidad, medidas más fuertes, más contundentes, porque lo que podemos hacer o dejemos de hacer en este Cabildo, significará vidas humanas”.

Osejo Domínguez subrayó que estamos pasando por la peor etapa de la crisis generada por la pandemia del COVID-19 y recordó las declaraciones del vocero organizacional, Rafael López González, quien ha dicho que si quieren contagiarse son libres de hacerlo y, del director de Protección Civil Municipal, Carlos Di Bella, que señala que los queretanos se han portado mal; pero nosotros dijo, debemos fortalecer este mensaje y delinearlo para no sacarlo de contexto.

“Hago un llamado a la sociedad a redoblar esfuerzos, porque ya no se están respetando los lineamientos marcados por las autoridades, han dejado de usar el cubreboca y de mantener la sana distancia; lo que impacta no solamente en la salud personal, sino también en la de aquellas personas que podemos contagiar”.

Finalmente, pidió a los queretanos cuidarse y quedarse en casa: “que la gente salga a la calle solamente a realizar actividades necesarias para su subsistencia o para el desarrollo de nuestra comunidad”.