Un hombre de 62 años se entregó a las autoridades después de apuñalar en repetidas ocasiones a otro de 34 años por haber ocupado los asientos prioritarios en un tren de Japón.

Al parecer, el hombre mayor ya se había encontrado en otras ocasiones con el otro sujeto, quien siempre ocupaba los asientos preferentes para personas de edad avanzada, discapacitadas o mujeres embarazadas, pero el pasado 7 de febrero no lo soportó más y lo encaró.

Ambos hombres discutieron y se bajaron del tren en la siguiente estación alrededor de las siete de la mañana, en ese momento el agresor utilizó un pequeño cuchillo para fruta para apuñalar en repetidas ocasiones a su víctima antes de entregarse a la policía y confesar su crimen.

En Japón, uno de los países con los menores índices de crimen en el mundo, este hecho ha generado un fuerte debate entre las personas que critican la actitud exagerada del agresor y aquellos que lo defienden argumentando que muchas veces los jóvenes o personas que no necesitan los asientos los ocupan y fingen estar dormidos o distraídos para no cederlo a quienes en verdad lo necesitan.

[Con información de El País]