Con 23 votos a favor y dos ausencias, el pleno de la Legislatura Local aprobó las nuevas disposiciones a la ley de Movilidad.

Las nuevas disposiciones establecen diversos puntos referentes a la vida útil de los vehículos del transporte público, así como la regulación de servicios como Uber y Cabify.

Entre las nuevas disposiciones se encuentra que todos los vehículos de transporte público deberán contar con permisos especiales, los cuales se tendrán que renovar anualmente por un costo de 4 mil pesos.

Así mismo, se reducirá la vida útil de todas las unidades de transporte, de forma que dentro de 10 años todos los vehículos del servicio sean amigables con el medio ambiente y utilicen combustibles alternos.

«Servicio colectivo, taxi, mixto, escolar, de personal, turístico, de carga, todos estos con una vida útil máxima de diez años, el de salvamento y arrastre de 15 años y el de transporte privado de pasajeros con máximo de 4 años, más las prórrogas que se podrán dar o autorizar, el Instituto Queretano del Transporte podrá ampliar la vida útil hasta por tres periodos de un año», detalló el coordinador del Grupo Legislativo del PAN, Luis Antonio Rangel Méndez.

En lo referente a Uber y Cabify, la ley de Movilidad señala que éstas no podrán hacer base en la Terminar de Autobuses o el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro.