A pesar de los llamados de las autoridades para frenar las agresiones y discriminación en contra de personal médico en el país, esta clase de situaciones siguen apareciendo en todas partes, es por eso que Querétaro ha tomado la decisión de sancionar a quien incurra en este delito.

Con 24 votos a favor y uno en contra, el Congreso de Querétaro ha aprobado la reforma al artículo 293 para imponer sanciones de entre tres y cinco años de cárcel a las personas que agredan al personal médico en el estado.

Con la reforma ahora se establece que «al que cometa un delito en contra de un servidor público en el acto de ejercer sus funciones o con motivo de ellas, cuando se tenga conocimiento de esta circunstancia, se le aplicarán de tres a cinco años de prisión y hasta seis meses de trabajo a favor de la comunidad, además de la que le corresponda por el delito cometido».

De igual manera, la reforma establece sanciones para aquellas personas que convoquen a saqueos o a romper las restricciones implementadas por violencia familiar, omitir brindar ayuda y por romper la cuarentena a sabiendas de que se tiene Covid-19.

Con información de El Universal Querétaro.