Hace unos días el Senado de la República aprobó una iniciativa que tiene como finalidad contrarrestar el plagio de artesanías y textiles pertenecientes a nuestros pueblos indígenas y afromexicanos, proyecto impulsado por la senadora Susana Harp.

 

Ante la existencia de una laguna jurídica que facilita que personas ajenas a las comunidades indígenas y afromexicanas se apropien de las expresiones culturales de dichos grupos sin hacer ninguna retribución a cambio, fue lo que motivo la generación de dicha propuesta, explicó la senadora Susana Harp.

 

En este sentido dijo que la ley protege las artesanías y prendas típicas, así como el patrimonio intelectual como tradiciones, prácticas entre otras.

 

“En la nueva ley se define como inalienables, indivisibles e imprescriptibles a los derechos colectivos de propiedad de los pueblos y comunidades, respecto de sus conocimientos, cultura e identidad y de las manifestaciones materiales que de ella deriven”, explicó.

Con información de ‘México Desconocido’.