Luego de que Morena presentara su propuesta para que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) pudiera entrar a la casa de los mexicanos a comprobar su patrimonio, el presidente López Obrador expresó su rechazo.

Durante su conferencia matutina, el presidente señaló que no es correcto el invadir la privacidad de las personas y que «la obligación de dar a conocer los bienes patrimoniales es exclusivamente para los servidores públicos».

Reiteró que si bien se continua en la lucha contra la corrupción, exigir a las personas que den a conocer cuánto tienen resulta inadecuado.