El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que en el país todavía existen estados y municipios donde las policías locales no se encuentran organizadas, por lo que han sido cooptadas por la delincuencia organizada.

Por ello, hizo un llamado a la sociedad para que se abstenga de hacer justicia por mano propia y condenó los linchamientos que se han registrado como el caso de Huauchinango, Puebla.




“Decirle a toda la gente y al pueblo que se tenga confianza en las autoridades, nosotros no somos iguales a las autoridades anteriores, así de manera categórica lo puedo decir, no protegemos a delincuentes, se castiga al que comete un delito y no debe hacerse justicia por propia mano, eso está prohibido, pero además significa un acto injusto, inhumano, no corresponde a lo que debe ser una sociedad responsable”, sostuvo AMLO.

En su conferencia mañanera, el presidente pidió a la sociedad tener confianza en las autoridades, pues argumento que «puede ser» que se libere a un presunto delincuente, pero que de inmediato se actúa para reponer el procedimiento.




“Nadie queda impune, no hay protección para ninguna persona, potentado e influyente”, aseguró.

No obstante, reconoció que lamentablemente se siguen registrando hechos de violencia como los linchamientos, actos que “vienen de lejos”, y dijo que su gobierno seguirá en el camino de la justicia.




“Todavía hoy hay estados donde tenemos más elementos federales que policías estatales y municipales, mal organizados, sin disciplina, sin profesionalismo, sin sueldos justos, ni prestaciones, y en municipios sobre todo policías cooptados por la delincuencia”, dijo y agregó:

“Durante mucho tiempo las bandas criminales financiaban campañas y al principio lo que pedían era al secretario de seguridad pública del municipio, ellos lo ponían”, aseguró AMLO.