Luego de que se diera a conocer la noticia de que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, había solicitado al Instituto Nacional Electoral (INE) que entregara los datos biométricos de todos los ciudadanos en el padrón electoral, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció que le ha solicitado a la funcionaria que deje de insistir en este tema.

«Le di instrucciones la secretaria que no insistiera, que no nos metiéramos en eso, que no se vaya a pensar que queremos nosotros controlar, como en las dictaduras, la situación de cada persona», señaló el mandatario federal durante su conferencia de prensa matutina.

En su mensaje matinal, López Obrador agregó que «están muy sensibles los del INE», y que «no hay que tantearlos», por lo que esperarán a que «se serenen» para pedir los datos biométricos, ya que «no es un asunto prioritario».

Fue el pasado 22 de enero cuando el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, señaló a través de su cuenta de Twitter que se le había solicitado entregar estos datos a la Secretaría de Gobernación, acto que él mismo descartó al señalar que la función dle INE es «garantizar el derecho a la identidad sin vulnerar la protección de los datos personales que las y los ciudadanos le confiaron al INE y que nosotros celosamente protegemos».

Este domingo, Lorenzo Córdoba publicó en su cuenta de Twitter un video en el que asegura que «El INE protege y protegerá los datos personales que nos confía la ciudadanía al tramitar su credencial para votar».

Con información de El Imparcial.