El presidente Andrés Manuel López Obrador, reconoció esta mañana que fue el quien ordenó detener operativo y arresto de Ovidio Guzmán Loera, hijo del exlíder del cartel de Sinaloa, Joaquín Guzmán Loera.

“Cuando se decidió para no poner en riesgo a la población para que no se afectara a civiles porque iban a perder la vida más de 200 personas si no suspendíamos el operativo en Culiacán, se tomó la decisión, yo ordené que se detuviera el operativo y se dejara en libertad a este presunto delincuente”, aclaró.

Este operativo se llevó a cabo en octubre del 2019 en la ciudad de Culiacán, Sinaloa.

El mandatario federal también reconocío que Donal Trump, también le ofreció ayuda, pero esta fue rechazada.

Fuente: Milenio