Tras más de dos años de intentar vender el avión presidencia TP-01 “José María Morelos y Pavón”, que se adquirió en la administración de Felipe Calderón, el presidente Andrés Manuel López Obrador se la ofreció a Aeroméxico.

Al celebrar que la aerolínea ha podido sortear los problemas financieros que le detonó la pandemia, el mandatario afirmó que tuvo una reunión con directivos de la empresa, junto con los Delta, socia de Aeroméxico.




“Aproveché para ofrecerles el avión: que lo administre Aeroméxico y que lo puedan usar para viajes ejecutivos o fiestas. Lo están pensando y otros posibles clientes con el propósito de que ya resolvamos lo de este avión”, dijo el mandatario.

En la conferencia matutina, comentó que a su gobierno le ha costado vender la aeronave, pues es un avión único y enfatizó que sale más barato tenerlo en tierra y darle mantenimiento que ocuparlo.




“Es muy lujoso, extravagante, lo hicieron a la medida, no es un avión hecho en serio, entonces cuesta trabajo venderlo. Nos está costando trabajo venderlo. Aún teniéndolo en tierra y pagando el mantenimiento para que esté siempre en condiciones y no se deteriore, ahorramos teniéndolo en tierra y pagando el mantenimiento”.

López Obrador dio a conocer que aproximadamente se gasta 6 millones de pesos en viajes al año, cuando solo en internet para el avión erogaron 7 millones de pesos en un viaje del gobierno de su antecesor, Enrique Peña Nieto.

El mandatario enfatizó que busca vender el avión presidencial sin malbaratarlo y recordó que el evaluó lo cotizo en 2,500 millones de pesos.





¿Quieres que tu negocio aparezca en nuestras recomendaciones? Mándanos un WhatsApp dando click aquí https://wa.me/message/FB2J654SP2IWJ1