Las autoridades alemanas han emitido una alerta a la ciudadanía en general luego de que un sujeto amenazara con envenenar frascos de comida para bebé, la amenaza cobra mayor seriedad porque el sujeto ya envenenó frascos de comida anteriormente.

El sujeto habría enviado mensajes a supermercados de todo el país advirtiendo que envenenaría los frascos de comida para bebé a menos que se le entregaran varios millones de euros, y como prueba de que es capaz de hacerlo, colocó frascos envenenados en los estantes de varias tiendas y alertó a las autoridades sobre su presencia, al ser analizados, se descubrió que contenían una sustancia tóxica que puede causar la muerte de los recién nacidos.

Según informaron las autoridades alemanas, el sujeto emitió el chantaje el pasado 16 de septiembre, pero ésta se mantuvo en secreto hasta avanzar con la investigación.

También se publicaron imágenes del sospechoso, un hombre de alrededor de 50 años, de mediana estatura y delgado que en las imágenes lleva gafas y un gorro.

La policía, que ha creado una comisión especial para el caso en la que participan 220 agentes, no reveló tampoco el monto concreto del chantaje, pero señaló que es de al menos 10 millones de euros.

Fuente: El Mundo