A más de 50 días sin fútbol en América y Europa, Alemania se convertirá en el primer país de estos continentes en reanudar sus actividades deportivas.

La canciller alemana Angela Merkel y los ejecutivos de 16 estados alemanes confirmaron este miércoles la reducción de las restricciones sanitarias implementadas por el Covid-19, entre las cuales se encuentra el final de la prohibición del fútbol profesional.

De esta manera, será durante la segunda mitad de este mes cuando comiencen a jugarse partidos nuevamente en el país, sin embargo, estos partidos se jugarán a puerta cerrada y con medidas sanitarias estrictas.

La Liga Alemana de Futbol (DFL) y la Federación Alemana de Futbol (DFB) han proporcionado un manual detallado sobre cómo los partidos pueden llevarse a cabo en un ambiente lo más seguro posible, con reglas de distanciamiento que deben observarse fuera del campo y pruebas frecuentes de todos los implicados.

Con información de Milenio.