El gobierno de Alemania entregó a México tres piezas arqueológicas que se encontraban en ese país después de realizar un análisis en el que se comprobó que se trataba de piezas fabricadas en distintos momentos y por distintas culturas mesoamericanas.

A través de un comunicado, la Secretaría de Relaciones Exteriores informó sobre la recuperación de estas piezas y aclaró que gracias a la gestión de la Embajada de México en Alemania las piezas fueron devueltas a México sin necesidad de entablar acciones judiciales.

Las tres piezas que se devolvieron son un fragmento antropomorfo de barro elaborado en la Costa del Golfo de México entre los años 500 y 900 d.C.; una urna de barro con un rostro antropomorfo de origen zapoteco fabricada en Oaxaca entre los años 200 y 500 d.C.; y una figura antropomorfa da barro cuyo origen y fecha de creación aún están por confirmarse.

Con información de Excelsior.