No, no es broma. El alcalde de San Pedro Huamelula, Víctor Aguilar, contrajo matrimonio nada más y nada menos que con un caimán.

Se trata de una tradición precolombina que buscan la prosperidad y la abundancia del pueblo, por lo que cada año, el alcalde de dicha localidad contrae nupcias con un reptil de esta categoría.

«Es para pedirle a dios que nos dé suficiente unidad, suficiente fuerza de vida, germinación de las semillas, el alimento en abundancia, los ríos con suficiente agua y comida», dijo el jefe municipal.

Es importante mencionar que este ritual se lleva a cabo cada año, durante las fiestas patronales del pueblo, y todos los habitantes celebran el matrimonio para que se cumplan los deseos de los mismos.

Fuente: Agence France-Presse