En la Sierra Gorda de Querétaro se ha registrado la presencia de arañas violinistas, advirtió la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), aunque aclaró que las variantes que se pueden encontrar aquí no son las más peligrosas.

De acuerdo con la universidad, es en la Sierra dónde se encuentran dos variantes de esta araña: la loxosceles huasteca y la loxosceles SP. Siendo la primera la más común.

Estas arañas, también conocidas como ‘arañas rinconeras’ normalmente se esconden en las esquinas de las casas, muebles, etc, y no atacan a menos de que se sientan agredidas, pero su veneno es muy peligroso para el ser humano.

Cuando el veneno entra al torrente sanguíneo provoca severas afectaciones en el hígado, páncreas y al tracto digestivo, y la única forma de contrarrestarlo es con antídotos intravenosos inmediatos.

[Con información de AM de Querétaro]