A través de las redes sociales varios usuarios han denunciado una nueva modalidad que tienen los delincuentes para asaltar a sus víctimas e incluso robarles el auto.

De acuerdo con los denunciantes, los agresores se acercan a restaurantes o lugares similares y seleccionan vehículos que estén estacionados en la parte externa o en la calle, zonas sin vigilancia y con poca iluminación.

Después de eso se acercan al establecimiento y preguntan por el dueño del vehículo, dando el número de placas. Una vez que se encuentran con el dueño le piden que mueva el coche porque obstruye la salida de otro vehículo. Cuando el conductor se acerca a su automóvil, los delincuentes lo amagan.

Según han denunciado, en algunos casos los sujetos se llevan el auto de la víctima o incluso secuestran al conductor o la obligan a retirar dinero de sus cuentas bancarias.

Fuente: López Dóriga.