A once días de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara al Covid-19 como una pandemia mundial, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, finalmente ha reconocido que esta enfermedad tendrá un impacto importante en la economía del país.

Durante la supervisión de un tramo carretero en Oaxaca, el mandatario federal señaló que los proyectos que ya se iniciarion serán terminados, pero primero «vamos a ver cómo nos va al enfrentar la crisis económica que se avecina».

El mandatario reiteró que se realizará la transformación del país a pesar «de los obstáculos y la adversidad», y recordó que la crisis venidera se deriva del coronavirus, pero también es afectada por el precio del petróleo, el cual continúa a la baja.

De igual manera, sugirió al Banco de México no utilizar reservas internacionales para intentar frentar la depreciación del peso ante la crisis mundial.

Con información de Milenio.