El presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, dio a conocer que se contempla la desaparición de la llamada “zona de tolerancia”, sitio donde comúnmente se ejerce la prostitución en vía pública.

Dentro del programa del reordenamiento de la capital -donde se reubicarán a comerciantes y negocios informales- no se contempla ninguna “zona de tolerancia”, por lo que, tajantemente, no se podrá ejercer el sexoservicio en la vía pública.

El edil capitalino afirmó que esto se hace como parte del combate en contra de la trata de personas, situación que ya se sabe que se practica en sitios como La Alameda Hidalgo. Según cifras de la Asociación Mujer Libertad, más de 100 jovencitas de 18 años eran explotadas sexualmente.

La decisión del edil implica que en otras zonas de Querétaro donde es bien sabido que existe el sexoservicio, como Río Ayutla, a un costado Av. Universidad; ya no se permitirá que operen las trabajadoras y trabajadores sexuales.

En este sentido, Aguilar Vega aseguró que se buscarán estrategias para erradicar la explotación sexual.