Amazon se ha visto envuelta en fuertes críticas en la red ya que se ha encargado de inflar los precios de varios productos de primera necesidad en localidades que están siendo amenazadas por el potente huracán Irma.

A medida que los expertos meteorológicos aumentan el estado de alarma por la amenaza de Irma en Florida, los habitantes de este estado acuden por montones a tiendas y supermercados para hacer acopio de agua y otros suministros hasta agotar existencias en muchos puntos. Y en medio de la escasez, muchos usuarios vieron en Amazon un medio de proveerse de esos bienes de primera necesidad que no podían encontrar.

Pero estos usuarios, residentes en ciudades amenazadas por Irma como Tampa, se encontraron con que el precio de algunos productos habían sido inflados simplemente por la localización del pedido.

Por ejemplo, un paquete de 24 unidades de botellas de agua Aquafina, que normalmente se vende por menos de 6 dólares, tenía un precio de 20 dólares, tal y como recoge Business Insider. Incluso, hubo quien denunció que un paquete de 24 botellas de agua embotellada Nestlé con envío acelerado llegara a tener un precio de 179,25 dólares.

El gasto en artículos básicos durante emergencias es ilegal en la Florida y, aunque hay quien advierte de que Amazon no tiene sede allí, el fiscal general del estado asegura que sus precios deben estar sujetos a la ley local.

Por su parte, Amazon se ha defendido asegurando a Business Insider ya ha comenzado a tomar medidas contra los vendedores de agua a precios inflados. «Estamos supervisando activamente nuestro sitio web y eliminando las ofertas de agua embotellada que exceden sustancialmente el precio de venta promedio reciente», dijo un portavoz en un correo electrónico.

Con información de Economía Hoy.