El diablo andaba suelto en Jalpan de Serra, al manos según varios vecinos que se unieron para acorralarlo, sin lograr detenerlo.

Según destaca el periódico Voz de la Sierra, un sujeto llevaba alrededor de un mes gritando, machete en mano, «¡Soy el diablo!». Con este grito, el hombre anunciaba sus fechorías: hurtaba la gasolina de los autos, rompía vidrios de vehículos y retrovisores, y robaba carretillas para la construcción y siembra.

Esto se dio en las colonias Solidariad, Misiones y Puerto de San Nicolás.

A una vecina que salía de su casa, este ‘demonio’ le robó su bolsa de mano.

Fue a través de las redes sociales que los vecinos se organizaron, montando guardias, para dar con este sujeto, que al parecer tenía unos ‘diablillos’ como compinches.

El viernes por la noche, cuando la pandilla de malhechores fue identificada por los vecinos vigilantes, más de medio centenar de hombres persiguió al «diablo en jefe», que finalmente llegó a una vivienda donde el propietario le dio asilo.

Muchos intentaban sacarlo «a la fuerza». Tal vez lo hubieran logrado de no ser por el director de la Policía Municipal, Luis Fernando Ibarra Casas, quien negoció con los inconformes para que acudieran a la Agencia del Ministerio Público para llevar a cabo las denuncias correspondientes contra ‘el diablo’.
Se espera que en unas horas se libre una orden de aprehensión en su contra.