Una de las características más asombrosas del diseño inteligente de la naturaleza, es que nos hace únicos, en casi todos nuestros aspectos podemos diferenciarnos del resto de los animales y humanos.

Por ello, debido a nuestras características únicas, el uso de estas cualidades pueden ser ayuda fundamental para mantener nuestras más preciadas posesiones seguras.

Debido a que nuestro ritmo cardíaco es totalmente único, podemos usar este patrón como medida extra o única de seguridad, además de representar una opción rápida, efectiva y de bajo costo.

«Esta investigación será de gran ayuda y muy significativa para la próxima generación de dispositivos de seguridad y cuidados médicos personalizados», dijo Zhanpeng Jin ingeniero chino.

Fuente: FayerWayer