Carlos Elizondo, de 80 años, quedó desempleado como millones de personas alrededor de mundo por los efectos de la pandemia de COVID-19.

El señor Elizondo trabajaba como «cerillito» en un supermercado. Sin embargo, por las medidas de confinamiento tuvo que ser removido de su cargo. Esta fue la historia de miles de personas como él.

Sin embargo, lo enfrentó de una manera poco convencional: el abuelito de 80 años, no quiso quedarse de brazos cruzados y arrancó un proyecto increíble en Youtube, bajo el nombre de Tito Charly, donde comparte recetas de diferentes platillos, y les enseña a sus suscriptores todo lo que deben saber para llevar a su mesa un sabor 100% casero.

Carlos comentó que el supermercado se llevaba al menos $250 pesos al día.

Una de sus hijas fue la que lo alentó a crear este proyecto el cual ya supera los 50 mil subscriptores.

Fuente: Milenio