Con la intención de fomentar la adopción de animales callejeros y concientizar a la ciudadanía brasileña, durante el Abierto de Brasil 2016, utilizó a estos animales como recogepelotas.

Debido al éxito que tuvo la idea, durante el Abierto de este año se volverá a utilizar a perros callejeros para este trabajo.

Se trata de seis animales que fueron rescatados de las calles: Cindy, Nanda, Blackie, Mia, Arlete y Ovelha, quienes estarán a un lado de la cancha pendientes del partido y a la espera de que sus servicios sean requeridos.

Los perros le dan un toque especial al torneo, llevando alegría a los niños e incluso a los propios jugadores, pero lo más importante es que al final del torneo los seis perros sean adoptados.

Fuente: Sin Embargo.