Un niño de alrededor de diez años de edad fue rescatado el pasado miércoles de un automóvil en el que sus abuelos lo dejaron mientras visitaban un museo.

El automóvil estaba estacionado en un estacionamiento de Barcelona, España. De acuerdo con los oficiales, el niño estaba muy nervioso y llorando, además, le habían dejado el cinturón de seguridad puesto, lo que le impedía moverse con libertad.

Fueron unos ciudadanos quienes dieron aviso a las autoridades que no tardaron en llegar, una vez en el lugar, esperaron por unos minutos a los dueños del vehículo, pero al ver que no llegaban, optaron por romper uno de los cristales del coche para atender al menor.

Tomó más de una hora para que los abuelos del menor llegaran al estacionamiento, aparentemente habían dejado al menor esperándolos mientras ellos visitaban el Museo Picasso.

El caso fue remitido a la Fiscalía.

Fuente: 20 minutos