Debido a problemas de seguridad, estacionamiento y costos, cada vez son más los comerciantes que optan por abandonar el Centro Histórico de Querétaro y reinstalarse en otras zonas.

De acuerdo con los presidentes de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera (CANIRAC), de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) y la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), los nuevos negocios en Querétaro prefieren instalarse en plazas comerciales.

De acuerdo con Gerardo de la Garza Pedraza, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, los negocios que optan por reubicarse en otras zonas, principalmente en plazas comerciales, son tiendas de ropa, perfumería y accesorios personales.

A pesar de esta tendencia por instalarse en otras zonas de la ciudad, destacó que el comercio en el Centro Histórico es activo ya que su mercado es diferente al que acude a las plazas o centros comerciales.

Por su parte el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales inmobiliarios, Pedro Roberto Reyes Martínez, reconoció que algunos comerciantes están abandonando el Centro Histórico debido al alto costo que implica su mantenimiento en la zona céntrica, así como las restricciones para su modificación.

Ante esta situación, pidió tomar cartas en el asunto para rescatar y favorecer la actividad comercial modificando los planes de desarrollo urbano.

Finalmente, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera, Sergio Salmón Franz, señaló que otro de los problemas que enfrentan los comerciantes es la movilidad y que la instalación de parquímetros habría ayudado a solventar esta situación.

«Esa es una medida que ayuda a agilizar y a activar la movilidad dentro de una zona tan conflictiva como es un Centro Histórico», expresó.

Fuente: Diario de Querétaro