Al difundir un vídeo en donde se puede ver a Ricardo Anaya, candidato presidencial de la Coalición “Por México al Frente”, llamando “hijo de puta” a un funcionario, la Procuraduría General de la República hizo algo inédito, que fue, al menos a mi parecer, “entrarle de lleno” a la contienda electoral.

Periodistas, investigadores, políticos y analistas no pusieron en duda que Anaya haya dicho tales palabras. Pero sí criticaron el evidente uso “electorero” del órgano dedicado a investigar el crimen en la nación.

Y es que en el comunicado que mandaron en donde se justifica la difusión del vídeo, se explica que se manda por “interés de los medios” y de “la opinión pública” en este tema. Da la casualidad que sobre otros temas que importan, y mucho más, que las palabras que usó o no usó Anaya Cortés; la PGR suele ser de las dependencias más opacas de la administración federal.

¿Ejemplos? Odebrecht, Ayotzinapa, feminicidios, movimientos del narcotráfico, corrupción de funcionarios de la administración de Peña Nieto. Y estos son pocos.

¿Qué pensaba quién autorizó la publicación de ese vídeo? ¿Que iba a ser aplaudida la procuraduría por un repentino -y extraño- asomo de apertura? ¿Qué iban a tirar a Anaya por un par de malas palabras que no fueron dichas directamente y se escuchan mal?

El País, el periódico más importante de España, incluso publicó la información como “irrumpe Fiscalía Mexicana para golpear a Ricardo Anaya”.

Independientemente de la culpabilidad o inocencia del candidato de la derecha, es inaceptable que la PGR irrumpa en la campaña de una manera tan cínica. El uso de las instituciones para operar de manera tan ‘a la ligera’ en un proceso electoral no sólo es carente de toda ética -en cualquier país del mundo- sino que es una práctica que parece ser -es- del siglo pasado.

Al mexicano ya no se le puede engañar. Al menos. No tan fácil. Y este miércoles, a la PGR le salió el tiro por la culata.

Citó un tuit de @SMendozaN:

“Jamás votaría por #YaSabesQuien

Pensé en votar por @JoseAMeadeK

Ver cómo vilmente utilizan a la @PGR_mx para amedrentar y desacreditar a la oposición. Solo me provoca ASCO y ENCABRONAMIENTO

Bye bye @JoseAMeadeK”

 

Podemos estar a favor o en contra de cualquier candidato. Incluso, hasta ayer, hasta veía con buenos ojos los avances de las investigaciones de la red de lavado de dinero con la que supuestamente se compró la nave industrial a Anaya. Pero hoy, para mi, la PGR ha perdido toda legitimidad.

Para mi y muchos otros mexicanos, que posicionaron el hashtag #FueraPGR hasta que fue el tercero más utilizado en Twitter.

Escríbeme, @memocalzada