El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, tiene los niveles de popularidad más bajos de su gestión y, de acuerdo con Reforma, 8 de cada 10 mexicanos lo reprueban.

Se trata de un 78% de los mexicanos quienes desaprueban al mandatario, la cifra aumenta hasta el 81% en el caso de líderes de la academia, la política, la iniciativa privada y la sociedad civil.

De hecho, el estudio señala que únicamente el 15% de los mexicanos considera que el presidente ha mantenido el control del país.

Un 73% de los mexicanos no cree que la lucha contra el crimen organizado esté siendo efectiva y más del 90% considera que no se está actuando correctamente contra la corrupción en el país.

En educación y salud, fue en donde el presidente salió mejor calificado por los ciudadanos, con 31% aprobando su desempeño.

Fuente: Huffington Post