Esta semana, el Cabildo de Corregidora aprobó aplicar el alcoholímetro en ese municipio, y aprobaron una tarifa de entre mil 500 pesos y 7 mil para quienes manejen en estado de ebriedad.

El presidente Municipal, Mauricio Kuri, señaló que con esta medida se pretende fomentar la cultura de no manejar alcoholizado, y opinó que en otros lugares donde se ha implementado este sistema.

En el caso de reincidentes, según dio a conocer Kuri González, la multa podría elevarse al doble, además de que podrían imponerse trabajos a la comunidad.

Según Kuri, el objetivo de este programa no es recaudar dinero para el Ayntamiento, si no que se trata de una medida par salvaguardar la vida de los ciudadanos.