Este fin de semana, el último de 2016 y primero de 2017, el operativo ‘Tómate la Vida en Serio’ realizó cerca de 500 pruebas de alcoholemia.

El dispositivo se instaló en puntos aleatorios de la ciudad y dio positivo en 56 hombres y 11 mujeres, quienes fueron remitidos al Juzgado Cívico por conducir en estado de ebriedad.

De igual manera, los oficiales invitaron a la ciudadanía a designar un conductor si van a beber o recurrir a taxis o servicios de transporte para evitar accidentes automovilísticos.