Durante 2017, en Querétaro se reportó como desaparecidos a 628 menores de edad que no fueron víctimas de ningún delito, sino que abandonaron su casa sin avisar a sus padres, informó la Secretaría de la Juventud del Estado (Sejuve).

De acuerdo con la dependencia, ante esta situación han conseguido colaborar con la Fiscalía General del Estado para firmar un documento en el que se comprometen a atender a los jóvenes que se encuentran en estas situaciones.

El documento establece medidas como acciones de orientación, contención y apoyo a los jóvenes, a través de lo cual buscarán fortalecer el autocuidado y brindar atención emocional en caso de ser necesario.

Por su parte, el fiscal general, Alejandro Echeverría Cornejo, señaló que este convenio permitirá afrontar el desafío que supone que los jóvenes escapen de casa y que los expone a un riesgo en su integridad.

[Con información de AM de Querétaro]