A 13 días de la llegada de Donald Trump al poder los estadounidenses extrañan a Barack Obama más que nunca.

Según revela una encuesta de la firma de sondeos y encuestas Public Policy Polling, dos semanas después de que Barack Obama dejara de ser el presidente, la mayoría de los estadounidenses quieren que regrese.

La encuesta señala que un 52 por ciento de los estadounidenses quieren que Obama vuelva a ser el presidente de Estados Unidos, mientras que únicamente un 43 por ciento se alegra de que Trump sea el mandatario nacional.

Además, la encuesta señala que un 40 por ciento de la población quiere destituir al presidente de Estados Unidos esta semana en comparación al 35 por ciento de la semana pasada.

Una petición en línea para destituir a Trump cuenta ya con más de 500 mil firmas.

Fuente: The Independent.