Luego del fin de semana llega una vez más el lunes, un día que si bien es como cualquier otro, tiene un efecto en la gente que causa molestia y desgane. Aprender a querer los lunes no es fácil, pero es posible, aquí te dejamos 5 consejos que te ayudarán a agarrarle cariño al inicio de semana.

Crea una rutina positiva

Trata de olvidarte del estrés y comienza tu día (y tu semana) con un buen desayuno, con un poco de ejercicio o, ¿por qué no? viendo un capítulo de una serie de televisión. Lo que sea que te haga sentir mejor, si comienzas todos tus lunes haciendo algo que te guste, tendrás buen humor el resto del día.

Duerme temprano, despierta temprano

Seamos sinceros, los fines de semana muchos preferimos desvelarnos un poco y despertar tarde, pero si el domingo te duermes temprano, despertar no te costará trabajo el día siguiente, por lo que no tendrás que pelearte con el despertador o preocuparte de que se haga tarde.

Ponle música a tu día

Todo es mejor con buena música, y en SpotifyYouTube encontrarás un sinfín de playlists dedicadas a ponerle buen humor a tu lunes. Elige la que más te guste y comienza tu semana con toda la actitud.

¿Agua fría o caliente?

Bañarse un lunes por la mañana siempre te ayudará a despertar, pero a algunas personas esto les cae como una cubetada de agua fría (je). Para evitar esto toma un baño con agua fría o caliente, dependiendo de cuál de las dos te ayude a relajarte más. Sin importar la temperatura, un buen baño tiene efectos positivos en la actitud que tendrás más adelante.

Recuerda que el lunes es solo un día más

Los lunes, como cualquier otro día, pueden ser buenos o malos y no hay motivo por el que sea un día mejor o peor que un viernes o un sábado. Recuerda que los lunes son solo parte de la semana y que lo que realmente importa es la actitud que tengas ante ellos.