El Presidente de la Conferencia del episcopado Mexicano (CEM), Rogelio Cabrera López, informó que en los últimos 10 años, se han registrado a 426 sacerdotes investigados por abuso sexual contra menores y otras faltas en México, e insto a que no se prescriba el delito de abuso sexual.

En este sentido, explicaron que del total de casos, 217 sacerdotes han sido dimitidos del orden clerical. Es decir, que ya no pueden ofrecer misa ni realizar sus actividades como clérigos.

Del total de 426 sacerdotes investigados, 253 pesquisas han sido completadas, y 173 están en proceso.

De igual forma, reconocieron la labor que ha desempeñado el Centro de investigación y Formación Interdisciplinar para la Protección del Menor (Ceptome), a los niveles nacional e internacional, para la prevención del abuso sexual dentro de la Iglesia.