La escuela Enrique Rebsamen se ha convertido en uno de los puntos más importantes de la Ciudad de México durante la tragedia de este martes. Tras el sismo de 7.1 grados de la escala de Richter, la escuela se desplomó dejando atrapados bajo los escombros a decenas de personas.

Luego de que se confirmara la muerte de 25 personas, entre ellas las de 21 niños, la esperanza comenzaba a desvanecerse y la desesperación no hacía más que aumentar, pero de pronto una luz de esperanza brilló sobre la escuela cuando los rescatistas escucharon a una niña.

Unos minutos después los rescatistas lograron ubicar a la niña con el uso de cámaras térmicas y darle agua. De momento no se ha logrado extraer a la menor, pero se ha confirmado que tiene vida y está consiente.

Tras el descubrimiento de esta menor de siete años, los brigadistas lograron identificar a otros dos menores de edad también con vida, por lo que la fuerza de los brigadistas y voluntarios se renovó. En cuanto se tenga más información sobre el estado de los menores se actualizará este artículo.

Fuente: Milenio