3 millones 700 mil trabajadores se encuentran endeudados por cuatro o más años en México debido a los créditos de nómina que los bancos ofertan, y es que los plazos para liquidar estos préstamos fueron aumentados los plazos para liquidarlos a más del doble del tiempo que hasta hace un par de años.

De acuerdo con los registros de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), un 25 por ciento de los préstamos están a un plazo mayor a 60 meses (5 años), mientras que en 2015 éstos casos eran apenas del 1.2 por ciento. Por otro lado, los créditos con plazos de 24 a 36 meses bajaron su proporción de 39 a 15 por ciento en ese mismo periodo.

El índice de morosidad que presenta la banca en esta cartera fue de 2.9 por ciento en agosto, y se ha mantenido en niveles similares, pero cuando el crédito no está asociado a una cuenta de nómina la morosidad es de más de 15 por ciento, según estimaciones del Banco de México.

De acuerdo con Alejandro García, director para América Latina de Instituciones Financieras de la calificadora Fitch Ratings, el aumento en el periodo para liquidar un crédito de nómina puede ser lo que está incidiendo en la morosidad.

Fuente: El Financiero