Cerca de 300 municipios mexicanos avanzarán este 18 de mayo hacia la ‘nueva normalidad’, se trata de los llamados ‘Municipios de la Esperanza’ promocionados por el presidente López Obrador y que no tienen casos de Covid-19, sin embargo, no todos los municipios de la lista aceptarán estas medidas con los brazos abiertos, al menos una docena de ellos se ha expresado en contra de la reactivación social en la entidad.

En Guerrero, 12 ‘Municipios de la Esperanza’ han optado por mantener las medidas de sano distanciamiento para evitar que la población enferme, pues trasladarse hasta los hospitales más cercanos resulta complejo.

Los 12 municipios sufren de la pobreza y tienen algunos de los mayores índices de marginación en el país. Se ubican en La Montaña y Costa Chica del estado de Guerrero y no cuentan con acceso a medicamentos ni material médico para tratarse.

Cochoapa el Grande es el segundo municipio más pobre de México, con 82.60% de su población viviendo en pobreza extrema, mientras que en Malinaltepec le hacen frente a la pandemia únicamente 20 médicos para atender a 29 mil 599 habitantes.

Desde hace un mes, algunos de estos municipios han optado por cerrar por completo el acceso para evitar así un brote de la enfermedad. Ningún foráneo puede entrar y sus habitantes solo salen los miércoles y sábados para conseguir comida.

En Metlatonoc, municipio con 77% de su población en pobreza extrema, el Covid-19 es una amenaza importante, pero no es la única, pues como indica su alcalde, Macedonio Mendoza, «los niños acá siguen muriendo por desnutrición o una diarrea que no es atendida por falta de medicamentos o doctores. Aquí sigue habiendo muertes maternas por falta de atención».

Y así como aquí, otros ‘Municipios de la Esperanza’ han decidido mantener la cuarentena. No por desobedecer al Gobierno Federal, sino porque de no hacerlo, podrían enfrentar la peor situación posible.

Con información de El Universal.