De manera violenta iniciaron año 10 entidades del país, donde se registraron homicidios dolosos, ataques contra fuerzas de seguridad y enfrentamientos.

Durante los primeros nueve días del año, Tamaulipas, Nuevo León, Michoacán, Baja California y Guerrero reportaron todos los días enfrentamientos entre grupos criminales y policías, así como asesinatos.

En tanto, entidades, como: Puebla, Quintana Roo, Coahuila, Sonora, Baja California, Guanajuato y Jalisco también registraron hechos de violencia que prendieron los focos rojos de las autoridades encargadas de la seguridad pública y procuración de justicia.

En el recuento que la Silla Rota realizó destaca que apenas el 2 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador enlistó en su conferencia mañanera los estados que concentran el 80 por ciento de los homicidios dolosos, mencionó a Guanajuato, Tamaulipas, Jalisco, Michoacán, Estado de México y Guerrero, todos ellos gobernados por mandatarios de oposición.

Con relación a las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), solo cinco de los seis estados mencionados por AMLO están en los primeros lugares con el mayor número de homicidios dolosos.

El mandatario federal omitió mencionar a otras entidades que están en el ranking, como la Ciudad de México, Veracruz o Puebla, que son gobernados por morenistas.

«Todo fue tan rápido, tan intempestivo, que no les dio tiempo para defenderse», dice Mara del Carmen, de 19 años, quien sobrevivió a un ataque en su domicilio, aunque una bala terminó con la muerte de su pareja, en un domicilio de la Colonia Jardines de la Silla, en Guadalupe.

Asimismo, la publicación menciona otro ejemplo de un suceso de violencia, en la colonia Ferrocarrilera, en Monterrey, un hombre accedió a la segunda planta y acribilló a Alicia González, de 25 años de edad; su pareja José Maya, de 24 años, resultó con una herida en la pierna izquierda.

En la colonia San Bernabé, al norte de la capital regia, dos hombres fueron asesinados cuando tomaban cerveza afuera de su casa. Intentaron correr, pero las balas los alcanzaron.

Estos hechos forman parte de las estadísticas de los primeros días de enero de 2020 y que confirman el inicio de año más violento en lo que va de la administración del gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Con información de ‘La Silla Rota’.