A casi un mes de que se decretara la Jornada Nacional de Sana Distancia, y con ello, la mayoría de las familias mexicanas comenzaran un periodo muy parecido al que se vive en países como Italia, España y la mayoría de las ciudades de Estados Unidos, todos tenemos una pregunta en la mente: ¿Cuándo se acabará esto?

De momento, la fecha es inexacta. Versiones dicen que puede ser hasta junio – julio, o incluso el subsecretario de Prevención de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell, ha indicado que el ‘pico’ de la pandemia en México podría ser hasta agosto o septiembre.

Dicho lo anterior, no cabe duda de que la ansiedad se acumula y todos tienen en la mente la posibilidad de salir. Si es tu caso, seguro has pensado que una vez que termine esto, aprovecharás más los días y organizarás más cosas, como viajes de un día o de fin de semana para aprovechar algo que hasta ahora habíamos dado por sentado: la libertad.

Si es tu caso, es un buen momento -como cualquier otro- para dejar volar tu imaginación y planear tus primeros fines de semana una vez que se acabe la cuarentena. Aquí te dejamos algunos destinos que además de ser maravillosos y estar cerca de Querétaro, son relativamente de bajo costo, aunque al mismo tiempo estarás apoyando al turismo local:

  1. Amealco de Bonfil 

Sin lugar a dudas es uno de los municipios más bellos de Querétaro, lleno de cultura y tradición. De este municipio es originaria la muñeca artesanal otomí, y tienen a ello dedicado todo un museo que podrás ver colecciones de muñecas de todo el mundo. Además, por supuesto, encontrarás gastronomía exquisita (incluido el pulque tradicional) y un bellísimo centro histórico.

2. Pinal de Amoles 

Conocido por sus amigos como «el pueblo que desaparece entre la neblina» (o al menos así lo llamo National Geographic), este pueblo mágico es el paraíso de la Sierra queretana. Ubicado a entre 3 y 4 horas de la capital queretana, este hermoso pueblo, que alguna vez fue minero, sirve de punto de partida para varias aventuras alrededor de la Sierra Gorda. Principalmente el puente de Dios -recorrido de un kilómetro a través del Río Escanela- o la cascada del Chuveje. Disfruta de la deliciosa gastronomía serrana (sus micheladas tienen un toque que je ne sois quoi), y hechízate con las historias de los locales en uno de los campamentos que pueden poner a tu disposición.

3. Cascadas de la Concepción, Aculco, Estado de México 
Foto de: mexicodesconocido.com.mx

Ahora estamos encerrados, pero imagínate dentro de unos meses, estés sentado o sentada -literalmente- al borde de una cascada. Esto es posible en el municipio de Aculco, en el Estado de México, aproximadamente a una hora y media desde la Ciudad de Querétaro. Este municipio es el hogar de las cascadas de la concepción, en cuyo borde puedes sentarte para ser testigo de la caída del agua. También puedes bajar para verlo todo desde el fondo del cañón. Sin lugar a dudas un espectáculo imperdible para los amantes de la naturaleza.

Después de recorrer las cascadas, te recomendamos ir a comer y tomar algo al centro de Aculco, un lindo y acogedor pueblo mágico.

4. Conoce los prismas basálticos en Huasca de Ocampo, Hidalgo 

Para quienes quieran aventurarse en una manejada de 3 o 4 horas, otro posible destino son los prismas basálticos, en el municipio de Huasca de Ocampo, Hidalgo. Estas cascadas tienen la particularidad de caer a través de unas rocas que parecen cubos perfectamente cortados. Los prismas son considerados una de las maravillas naturales de México -junto con la Peña de Bernal- y un must para los amantes de la naturaleza. Aquí te contamos más. 

5. Conoce el imponente ex-convento de Yuriria, en Guanajuato 

Otra joya que no acaba de ser muy descubierta: Puedes ir al Pueblo Mágico de Yuriria, en Guanajuato, y aventurarte al interior de su imponente ex-convento que, en realidad, parece un castillo. Te digo de primera mano que al interior se siente una vibra extrañísima, como si el tiempo se hubiera detenido. Otra de las actividades que puedes hacer es disfrutar del aire libre en la orilla del lago, un escenario ideal para olvidar por un momento estos tiempos de estar entre cuatro paredes.

6. Piérdete unos días en Concá 

Sí, después de este tiempo, todos tendremos muy, pero muy merecido el perdernos unos días en el interior de la zona más tupida de la Sierra Gorda. Y Concá es el lugar perfecto para hacerlo. Inmerso en el municipio de Arroyo Seco, puedes visitar la Misión Franciscana de la Epoca, el árbol milenario, ¡y hasta nadar en una alberca de piedra en el Hotel Misión Concá! Aquí te contamos más 

7. Aventúrate entre las montañas y llega a la Misión de Bucareli 

Una Iglesia semi-destruida y abandonada. Empinadas montañas que crean un espectáculo sin igual. Deportes extremos. Suena como la receta perfecta para el desestrés y el detox de la cuarentena, ¿no crees? Todo esto lo podrás hacer en la Misión de Bucareli, en el municipio de Pinal de Amoles, donde puedes aventarte en tirolesa, cruzar puentes colgantes, rentar cuatri motos, y conocer las historias de los locales de uno de los rincones más mágicos y misteriosos de la Sierra queretana. Si te interesa, aquí te damos más detalles. 

8. Date un merecido descanso en un viñedo 

¿Vino? Dos. Por favor, y gracias. Y más, si es justo terminando la cuarentena, en una merecida reunión con tus amigos(as), y en un escenario tan hermoso como lo es el de los viñedos queretanos. Aunque posiblemente sean suspendidas, puede ser que las condiciones sanitarias permitan ir a una fiesta de la vendimia (entre agosto y septiembre), donde podrás ser testigo del tradicional pisado de uvas y otros hermosos momentos de la producción del vino.

Si no, con el hecho de pasear entre los viñedos es más que suficiente, ¿o qué no?

Si lo que necesitas son opciones, aquí te presentamos la ruta del queso y el vino 

9. Conoce las Adjuntas 

Es uno de los destinos más especiales de la sierra, por ser el lugar en el que se juntan el Río Escanela -de agua fría- y el Santa María -de agua tibia-, lo que genera un efecto increíble, ya que por varios metros, por la diferencia de temperatura, las aguas corren juntas, pero no revueltas. Alrededor de este punto hay varios negocios de comida, antojitos y micheladas. Aquí te contamos a detalle. 

10. Ve el amanecer en el Mirador de Cuatro Palos. 

También está en Pinal de Amoles, pero sin lugar a dudas se merece una mención aparte. Este espacio en medio de las montañas es de los puntos más altos del estado y, como tal, de los mejores rincones para ver un amanecer sin igual. Sin lugar a dudas, vale la pena para que respires profundo y te alegres porque terminó la cuarentena. Aquí te platicamos más de este destino. 

¿Qué te parecen estas recomendaciones? ¿Crees que son suficientes, o necesitas más?

¡Nosotros tampoco podemos esperar a que termine la cuarentena!

No dudes en hacernos llegar tus recomendaciones en @ciudad_poder