El hecho de padecer depresión ha causado un estigma social en contra de esta enfermedad, el cual ha provocado que aquellas personas que lo llegan a padecer, prefiera negarlo. Pero el problema no es que lo llegan a negar sino que una vez que se animan a acudir con un experto ya han pasado en su mayoría de 3 a 7 años, por lo que ya es demasiado tarde.

La Secretaría de Salud muestra que en México más de 10% de la población padece depresión, y por el otro lado, a nivel mundial según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 300 millones de personas sufren este trastorno mental. Este es el segundo motivo de muerte entre los jóvenes de 15 y 29 años, y por año, cerca de 800 mil personas deciden quitarse la vida.

Se llevó a cabo una mesa llamada «Más ciencia menos depresión», esta fue organizada por el Museo de las Ciencias Universum de la UNAM, de la mano de María Emilia Lucio Gómez Maqueo, de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y la señorita Gómez Maqueo comentó que en el país una de cada cuatro personas ha sufrido algún problema en el estado de ánimo, entre ellos la depresión.

La tristeza no es lo mismo que la depresión. Los deprimidos están tristes, pero no es una tristeza como la de alguien que ha tenido una pérdida, la cual tiene que restaurarse con el tiempo. La depresión no tiene que ver con la voluntad; es una alteración del estado de ánimo, detalló.

El fundador del Centro para la Reducción de Disparidad en Salud de la Universidad de California en Davis, Sergio Aguilar Gaxiola, comentó que muchos de los síntomas de depresión no son considerados como enfermedad por las personas que lo padecen.

“Hay estudios en Estados Unidos en toda la población, y en población específicamente hispana, que demuestran que más de 50 por ciento de quienes sufrían o sufren una depresión mayor no tenían idea de qué les pasaba.”

Diversas estadísticas indican, que es necesario que una persona acuda un promedio de cinco veces con el especialista antes de recibir el diagnóstico de depresión.