En las faldas de la siempre majestuosa Peña de Bernal se encuentra el hotel “El Cantar del Viento”, un espacio creado para ofrecer a los turistas una opción para relajarse y escaparse del ajetreo de la vida diaria, siempre con la impresionante vista del tercer monolito más grande del mundo.

“El Cantar del Viento” no sólo ofrece las instalaciones típicas de los hoteles, sino verdaderas experiencias: Terrazas al aire libre con hamacas, fuente de sodas, área infantil, spa y salón de usos múltiples son ideales para olvidarte de todo por un par de días.

Su terraza de descanso es sin duda de los atractivos más grandes del establecimiento, pues consta de un pequeño jardín lleno de vegetación y con un número de hamacas para que te acuestes a leer, tomar algo, o simplemente platicar con tus seres queridos mientras el día pasa lentamente.

Si crees que esto es suficiente para relajarte, espera a visitar su spa: Un lugar en donde podrás llenarte tanto de relajación, como de la magia que emana de este hermoso pueblo. La experiencia de Bernal al 100%.

Según se da a conocer en su sitio web, el hotel cuenta con 6 elegantes y cómodas villas. La Villa Luna, con un jacuzzi del que se puede ver la Peña, es la única con poza de piedra. Pasar la noche aquí tiene un costo de $2,700 toda la semana, y $2,900 los días festivos.

La villa Estrella cuenta con un balcón privado con salida de jardín. Lo mejor es que la vista de la Peña la tienes desde la cama, por lo que despertarás con el mejor espectáculo que ofrece nuestro Querétaro. Pasar la noche aquí tiene un costo de $2000 los fines de semana y $1,800 de domingo a jueves.

Las Villas del Sol, cometa y arcoiris son igualmente cómodas y mágicas. Todos los precios son similares al de la Villa Estrella.

Al todo, una experiencia ideal para tu fin de semana (y más aún, para tu escapada romántica).

Para más información, consulta su sitio web.