Un corazón roto tiene consecuencias similares a un infarto

Todos conocemos esa sensación cuando nuestro corazón punza y una presión invade en nuestro pecho, hay un vacío en nuestro interior que nada puede llenar, nos han roto el corazón y la sensación es tan brutal que desearías que el dolor fuera físico en lugar de emocional. Pues según un estudio, aunque el dolor es emocional, tiene repercusiones tan negativas como las de un infarto.

Según señala un estudio realizado por la Fundación Británica del Corazón, el estrés emocional que sentimos tras una ruptura, la muerte de una persona cercana o cualquier situación que nos provoque una gran tristeza podría estar literalmente rompiéndonos el corazón.

Se trata de la Miocardiopatía de Takotsubo, también conocida como el Síndrome del Corazón Roto, una afectación que ocurre en el corazón cuando recibimos una mala noticia de manera repentina y que presenta una sintomatología muy parecida a la producida por un infarto de miocardio.

De acuerdo con el estudio, cuando nos rompen el corazón, el ventrículo izquierdo, la parte del corazón afectada, se debilita y deja de funcionar con eficacia.

De hecho, los daños provocados por la enfermedad de Takotsubo tienen efectos a largo plazo, causando un daño permanente al corazón.

[Con información de BHF]