Trump se adjudica la falta de equipo de Colin Kaepernick

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se atribuyó la responsabilidad de que el ex mariscal de campo de los 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, todavía no haya firmado con algún equipo de la NFL como agente libre.

Trump se enfrentó abiertamente con Kaepernick cuando el ex jugador de los 49ers decidió no permanecer en pie durante la interpretación del himno nacional al comienzo de cada partido. Hace tres semanas Kaepernick decidió no seguir con los 49ers y entró al mercado de la agencia libre.

Durante un mitin la pasada noche en Louisville, Trump señaló que había leído un artículo sobre los temores de los dueños de los equipos de la NFL por contratar a Kaepernick y asegurar que le tenían miedo. “No quieren que Donald Trump les mande un tuit rudo. ¿Pueden creerlo?”, expresó el mandatario estadounidense a sus seguidores presentes en el acto.

Después agregó que quería compartir la situación de Kaepernick y su opinión al respecto “con los residentes de Kentucky, porque a estos ciudadanos le gusta cuando otras personas permanecen de pie ante la bandera de Estados Unidos”.

La pasada temporada, la figura de Kaepernick se convirtió en el centro de la actualidad no por su rendimiento en el campo, sino por que puso una rodilla en el suelo durante las ceremonias del himno de Estados Unidos antes de cada partido que disputaron los 49ers para protestar por la presunta opresión contra la gente de raza negra del país.

Eso motivó a otros atletas de la NFL y de la NBA, especialmente, a levantar la voz y protestar de esa y otras formas contra la “brutalidad policial” y la “discriminación de las minorías”. Al explicar sus acciones, Kaepernick llamó “racista” a Trump, entonces candidato presidente a la Casa Blanca.

Trump de inmediato le respondió cuando se le preguntó en una entrevista de radio sobre la protesta de Kaepernick durante el himno nacional.

“Personalmente no creo que sea algo bueno. Es terrible. Quizá (Kaepernick) deba encontrar un país que funcione mejor para él. Que lo intente. No va a suceder”, manifestó Trump durante la entrevista. Días más tarde, Trump culpó a las protestas de Kaepernick por los bajos índices de audiencia de televisión que la NFL había presentado durante la temporada regular.