Toma una foto sobre Chichén Itzá; INAH prepara sanción

A través de las redes sociales se difundió recientemente una impresionante fotografía aérea de Chichén Itzá, la cual muestra la pirámide de Kukulkán y sus alrededores.

La fotografía fue compartida en Reddit junto al texto “Tomé esta foto aérea (¿y probablemente ilegal?) de Chichén Itzá el pasado fin de semana” y en cuestión de tres días amasó más de 247.000 vistas antes de ser retirada por cuestiones legales.

De acuerdo con José Arturo Chab, jefe de trámites y servicios legales del Centro Yucatán del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), la fotografía sí es ilegal y ya se trabaja en las sanciones que se impondrán en contra del fotógrafo.

Señaló también que el problema de la fotografía no es el uso del dron en el espacio designado como muchos han señalado, sino que “se considera que (esta imagen) es ilícita porque fue realizada en un horario donde no estaba abierta al público y aunque sea a través de un equipo, es allanamiento de un sitio arqueológico de la nación, es como entrar a un museo de madrugada”.

Tanto las cámaras profesionales como drones son considerados como equipo especial, y deben pagar al Estado Mexicano por la reproducción de imágenes. Según la Ley Federal de Derechos, la captura de video y filmaciones en zonas arqueológicas tiene un costo de 10.227 pesos (alrededor de 536 dólares) mientras que para tomas fotográficas cuesta 5.113 pesos (unos 268 dólares). El abogado del INAH en Yucatán precisa que el sitio lleva un par de años con letreros que avisan a los visitantes que está prohibido el levantamiento de imágenes con drones sin el consentimiento de las autoridades.

Por su parte, Román Ramírez Montalvo, director de Ingeniería, Normas y Certificación de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), expresó que el fotógrafo sí respetó los lineamientos puesto que “si se trata de un uso recreativo y no hay gente, se pueden hacer este tipo de operaciones sin que tengan una autorización expresa”.

[Con información de Verne]