Tecozautla, en el Estado de Hidalgo, es un paraíso natural perfecto para dejar atrás el estrés y prepararse para recibir las cada vez más cercanas vacaciones. Con hermosos paisajes, construcciones coloniales, y balnearios, es un destino turístico que sin duda debes conocer.

Tecozautla es además un pueblo mágico situado al interior de un valle compuesto por mesetas de fallas geológicas y un conjunto de domos volcánicos que cubren su alrededor.

Además, gracias a que se localiza en la provincia del eje Neovolcánico, tiene una gran cantidad de balnearios de aguas termales, las cuales tienen propiedades curativas y alcanzan temperaturas de salida de hasta 38 grados.

Ríos, manantiales y hasta un geiser natural que arroja agua a 95 grados centígrados, son otros de los atractivos que tiene este pueblo mágico situado a menos de dos horas de Querétaro.

El municipio de Tecozautla es también el hogar de los míticos manantiales de Taxhidó, los cuales fueron reconocidos como los manantiales de agua más cristalina y pura de todo el mundo, superados únicamente por los manantiales del agua de Lourdes en Francia.

Pero también puedes encontrar aquí un paraíso arqueológico, pues recientemente se han encontrado vestigios de pirámides o templos.

También puedes optar por quedarte en la ciudad y recorrer sus estrechas calles que convergen en la plaza principal, en la que destaca el reloj municipal, una torre de cantera construida a principios del siglo pasado y que es símbolo de fortaleza de todos sus habitantes.

La pequeña ciudad está compuesta por añejas casonas de cantera con floridos y aromáticos jardines interiores rodeados de aromas de jazmínes, azares y bugambilias que cobijadas por las ramas de sus enormes nogales preduce un efecto relajante.

Para llegar, basta con seguir la carretera 57 a la Ciudad de México, pasando por San Juan del Río, Tequisquiapan, San Joaquín y de ahí la señalización es visible hasta llegar a Tecozautla.