Spotify declara la guerra contra Apple

Spotify anunció este miércoles que presentó una queja antimonopolio contra Apple en Europa, lo que marca una escalada significativa en la guerra entre las dos compañías.

El servicio de reproducción de música vía streaming se ha visto frustrado por la manera en que Apple maneja las suscripciones en su App Store. En su queja oficial, presentada ante la Comisión Europea, Spotify afirma que las reglas de la App Store del fabricante de iPhone “limitan las opciones y reprimen la innovación a expensas de la experiencia del usuario”.

El fundador de Spotify, Daniel Ek, acusó a Apple ,en una publicación de blog donde anunció la queja antimonopolio, de “actuar al mismo tiempo como jugador y árbitro para perjudicar deliberadamente a otros desarrolladores de aplicaciones”.

Apple exige 30 por ciento de todas las suscripciones pagadas directamente a través de aplicaciones en su App Store, una tarifa que Spotify afirma que haría que su oferta sea insostenible.

Spotify compite directamente con Apple Music de Apple, y ambos servicios rivales son los líderes en el mercado de la reproducción de música vía streaming.

“Continúan dándose una ventaja injusta a cada paso”, dijo Ek en la publicación de blog.

La acusación de que Apple está utilizando su posición dominante en el mercado para impulsar arbitrariamente sus propios productos a expensas de otros probablemente atraerá la atención en Washington, donde los legisladores, especialmente los demócratas, han estado pidiendo que se ponga freno al monopolio de las grande compañías de tecnología.

La queja de Spotify se basa en el hecho de que Apple es poseedor tanto de la plataforma iOS como de la App Store, lo que le da una ventaja injusta sobre sus competidores.

La popular plataforma de música en streaming no es el único desarrollador de aplicaciones que se queja de la política de precios de Apple. El año pasado, el desarrollador de videojuegos Epic declaró que su tarifa era “desproporcionada con respecto al costo de los servicios que ofrecen estas tiendas”.

Apple no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios acerca de la presentación. La Comisión Europea dijo que había recibido la queja y declaró al Wall Street Journal que está “evaluándola [bajo] nuestros procedimientos estándar”.