Síntomas que demuestran que eres adicto a WhatsApp

Todos estamos de acuerdo que pasamos gran parte de nuestro tiempo utilizando la aplicación de mensajería instantánea, WhatsApp. Sin embargo, ¿hasta que punto podría convertirse en una adicción?

Erika Villavicencio Ayub, coordinadora de Psicología Organizacional de la Facultad de Psicología, de la UNAM, reconoció que la dependencia a esta red social en los jóvenes ha avanzado a niveles alarmantes. 

Estamos tan acostumbrados a la popular aplicación de mensajería instantánea que todo comportamiento relacionado con ella nos parece normal, pero no lo es.

Estos comportamientos están asociados a mentir respecto al número de veces que se emplea, presentar alucinaciones o vibración fantasma o bien presentar estados de ansiedad cuando se baja la pila del celular.

El usuario puede llegar a sentir malestar emocional proyectado en conductas disfóricas, insomnio, irritabilidad, aburrimiento, soledad, ira y nerviosismo, entre otros, cuando se ve impedido a usar esta herramienta.

Asimismo, experimenta altos niveles de ansiedad, depresión, fatiga, alteraciones de concentración y memoria y un alto reforzamiento porque el cerebro recibe una sensación placentera al usar la red.

El adicto sufre negligencia y falta de autocontrol, acompañado de intolerancia y una necesidad de dosis cada vez mayores para obtener los efectos deseados.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una adicción es una enfermedad que se distingue por una dependencia o necesidad hacia alguna sustancia, actividad o relación.

La psicóloga explicó que es necesario diagnosticar la adicción para establecer un tratamiento, que en una fase inicial podría ser con terapia cognitivo-conductual, y en una más avanzada consistiría en un tratamiento mixto (farmacológico y conductual).